07 May

¿No te queda otra? Autoemprende ¡ya!

¿Se te acaba el paro y no sabes ya donde buscar trabajo? ¿Llevas mucho tiempo buscando ese trabajo que te de para pagar las facturas y no encuentras nada? ¿Estás harto de leer artículos sobre autoemprendimiento, marca personal, blog personal…? Tranquil@ no estás sol@ en esta situación y puede haber una salida.

Son miles de personas las que están en situación de desempleo y los pronósticos para los próximos meses/años no son muy esperanzadores. El empresario medio le cuesta mucho generar nuevos puestos de trabajo ya que difícilmente puede subsistir él solo. Las grandes empresas o multinacionales realizan recortes de personal para rebajar los gastos generales de la empresa y seguir dando servicios/productos de calidad como lo venían haciendo hasta ahora. Son tiempos difíciles, de austeridad y raciocino pero eso no significa que desaparezcan las necesidades de la población. De hecho se crean nuevas necesidades, muchas de ellas, impulsadas por las tecnologías. Un claro ejemplo es el uso del móvil. Se estima que al final de este año 2013 habrán más dispositivos móviles que número de población humana (datos según SAP). Entonces…¿qué pasa con la crisis? ¿parece que no afecta a todo el mundo por igual?. Las ventas de móviles han crecido exponencialmente en paises menos desarrollados y se han “adentrado” en los países más desarrollados como un virus en la población. Un 44% de la población usa un Smartphone según un estudio de  Our mobile Planet España 2012 Google. Entre los tres primeros puestos de usos cotidianos tenemos el del hogar, desplazamientos y trabajo. Sin duda mucha gente no puede vivir sin su móvil con conexión a Internet ya sea por ocio o por trabajo. Esta dependencia del móvil ha generado una necesidad en la población que hasta hace 5 o 10 años no existía. Entonces…¿Cuál ha sido el factor clave? ¿Porqué la industria del móvil está en pleno esplendor con la que está cayendo? La clave: Generar necesidad.

Si estás pensando en que ha llegado el momento de hacer algo porque no ves salida profesional en el mundo laboral, es el momento de plantearte tu propio trabajo. Si no te quedan muchas más opciones, no esperes más, piensa en buscarte el trabajo para ti mismo. Empieza a investigar qué sabes o qué puedes hacer. La creación de una empresa/negocio lleva su tiempo y no es nada fácil. Una de las principales cosas que tienes que saber es que se acabaron las vacaciones pagadas (posiblemente también el disfrute de ellas), los días libres, las 8 horas laborales y para casa, los fines de semana… Puede parecer muy duro pero si quieres trabajar, deberás competir, porque recuerda que no estás solo en esta carrera y hay muchos más participantes en ella debidamente entrenados y listos para correr. Como hemos comentado antes, la clave para que una idea se pueda convertir en un negocio es crear la necesidad de ese servicio/producto. El uso del móvil es un claro ejemplo tal y como comentábamos antes, pero existen muchos modelos de negocios que gracias a la inventiva de sus creadores, crean una necesidad en el público que antes no existía. Si eres capaz de encontrar ese negocio novedoso, creativo y a la vez crear esa necesidad ante tus consumidores, simplemente te quedará renunciar a las vacaciones y trabajar más de 8 horas para salir de la crisis victorioso.

Una vez tengas definido qué puedes hacer/vender/crear.., tendrás que crear una identidad corporativa sólida para poder competir ante tus rivales. Tendrás que invertir en publicidad (siempre en manos de empresas cualificadas), tanto online como offline,  para dar a conocer tu marca. Deberás utilizar las nuevas tecnologías para ofrecer tus servicios/productos a tu público objetivo para después poder fidelizarlos y hacerlos “amantes” de tu marca. Gracias a esta visibilidad ofrecerás una imagen compacta y sólida de tu negocio que tendrás que rematar con tu trabajo diario. Pero no diseñas una nueva imagen solo para tus clientes sino que también la diseñas para tí. Cuando creas una marca, pasas a pensar en ella y la “personificas”. La atiendes a diario e intentas que siempre esté cuidada porque sabes que no te puedes permitir tener una mala imagen. Si eres de los que piensas que puedes comenzar un negocio sin crear un logotipo, un naming de empresa, una página web o una tarjeta de visita, cometes un gran error porque si observas qué hace tu competencia verás que ellos sí cumplen con éstos requisitos por lo tanto siempre estarás un punto por debajo de ellos.

Puede parecer difícil pero en la actualidad son pocas las empresas que nacen y se “forran”, como coloquialmente decimos, al poco tiempo de su nacimiento. En estos tiempos cubrir gastos y pagar facturas es igual a negocio viable. Pero no debemos quedarnos solo con estos hechos un poco desalentadores. A lo largo de los años el tiempo ha marcado etapas en nuestras sociedades. Existen etapas de guerras, de crisis, de renacimiento… Karl Marx, con el concepto de crisis cíclicas, ya explicaba que después de una etapa de crisis venía una etapa de renacimiento  y creación de nuevas ideas. Estos ciclos económicos han marcado a los países capitalistas a lo largo de estos últimos siglos. Como dice el refrán: Después de la tormenta siempre viene la calma. Ahora nos toca aguantar el chaparrón para después poder disfrutar del sol que, sin duda, algún día volverá a salir.

 

Comments are closed.